Divergente muestra producciones musicales para ayudar a construir un sentido de pertenencia y a valorar las producciones propias y ajenas, facilitando la extrapolación a otras actividades de la vida cotidiana. La intención de cada programa es la de mostrar cómo se puede considerar que la música, entendida como muestra cultural de cada país, es un producto intrínsecamente intercultural y facilita/favorece el diálogo intercultural, debido a su gran carga de valores y a que lleva consigo la imagen del tiempo y de la sociedad de pertenencia.
Diversidad, cultura y música